Nana(anime)-Crítica

febrero 27, 2007 at 4:21 pm (Nana)

Escuchando: Wish, de Olivia (2º Opening de Nana)

Y para retomar la actividad, una crítica más. Tenía pendiente ésta crítica desde hace dos meses, y ya va siendo hora de que la ponga.

Nana es otro manga/anime reciente que está triunfando como un fenómeno de masas éste año, con menor repercusión que otras, pero igualmente en boca de todo el mundo. Y es un éxito sobradamente justificado.

Obra original de Ai Yazawa, el estudio encargado de pasarlo a anime ha sido Madhouse. Y con un excelente resultado. Madhouse también fue el encargado de llevar Paradise Kiss, anterior obra de la misma autora, y el dibujo se mantiene muy fiel al estilo poco convencional, estilizadísimo y chic de Yazawa, único y fácilmente reconocible en el mundo del anime. A pesar del estilo de dibujo poco realista de su autora, sus historias sin embargo son tan reales como la vida misma.

A diferencia de otros shojos, en los que se recrean demasiado en situaciones en exceso fantasiosas, Nana se mantiene en una linea firme adulta y realista, sin medias tintas, donde nadie es perfecto y donde las emociones de los personajes y su desarrollo es lo fundamental. Esa es la principal baza de la serie, y donde reside su mayor atractivo entre el público, además de ser una historia que engancha enseguida. Cualquiera de las dos Nanas o de los personajes que ahí aparecen perfectamente podrían ser tus vecinos. Siempre que vivas en Japón, claro. xD

El éxito que ha tenido la serie ha hecho que sea larga, y eso trae consecuencias, tanto buenas como malas. Lo bueno, si breve, dos veces bueno, y hay que saber dónde cortar, aunque personalmente considere que en la historia que hay en Nana hay mucho que contar todavía. Pero a las alturas por donde va la serie, y ya hacia el capítulo 30, la serie se aleja del espíritu realista que ha mantenido para tomar tintes de culebrón. Y se quiera o no, juega bastante en contra. Nadie duda que en la vida ocurran cosas como las que pueden ocurrir en la serie, de acuerdo, pero ya algunas se rebuscan demasiado y rayan en el drama innecesario. Y ya los toques de humor no hacen gracia. Siempre puede ser que la historia se enderece, pero nunca se sabe. En estos momentos, anda bastante a la deriva. Pero para aquellos que quieran seguirla o tengan interés, les recomiendo que lo hagan por ellos mismos. Al fin y al cabo ésto es una apreciación personal.

Decidí dejar de seguir el manga por la pésima traducción de la que hace gala la editorial que se ha encargado de ella, pero por lo que he podido ver, se mantiene muy fiel a la historia y estética original. Algo resaltable del anime, también, es la banda sonora, los openings y los endings, de los que se encargan Anna Tsuchiya (basándose en Nana Oosaki) y Olivia Lufkin (basándose en Reira, de Trapnest). Los temas que han salido hasta ahora son bastante buenos, y marcan mucho el carácter de la serie, una cosa fundamental para cualquier serie de calidad que se precie.

Todavía la serie no se ha acabado, y no es mucho más lo que se puede apreciar de ella. A medida que salga algo, iré comentandolo. Como reflexión final, no es una mala serie, y es bastante original, pero últimamente deben esmerarse un poco más con la historia.

Anuncios

Permalink 21 comentarios

Para variar un poco… Asuntos varios.

febrero 27, 2007 at 1:23 pm (General, Noticias y artículos)

Escuchando: I don’t Know- Lost Prophets (porque sí, no sólo escucho j-music!)

Han pasado dos semanas desde que escribí lo de abajo, y no he hecho ninguna actualización del tema que trata este blog, que es manga/anime. Ya lo sé, así que ahorraos las críticas y las reclamaciones. El bajón anímico ha sido tal que la inspiración para escribir ha sido nula. Ahora, mientras volvía a mi casa en metro, por fin volvió la inspiración para escribir, y aunque el escribir lo que se me ocurría provocara que mis apuntes se esparcieran por el vagón, igual ha sido productivo. Pero ésta vez no voy a escribir sobre manga/anime, señores, o al menos, no del todo. Voy a escribir sobre mí.

Seamos realistas. Yo no concebí este blog para mi desahogo emocional y personal, no. ¿Por qué? La serie de blogs y spaces de MSN llamados “Chi No Namida” (en japonés, “lágrimas de sangre”), que ha tenido hasta tres versiones distintas, han sido de ese estilo. Y tan sólo me leía una persona. A lo sumo, dos. Porque a nadie le interesan los lloriqueos ocasionales de alguien que está dejando la adolescencia y se encuentra de golpe y porrazo con las inclemencias del mundo real. Es triste, pero es cierto. Los blogs no sirven para desahogarse; no hay nadie del otro lado para escucharte. Al principio, bueno, puede que sí, pero a medida que pasan los meses y no ves comentarios acabas por desanimarte y dejarlo.

Así que opté por otra medida. Un blog temático. Es demasiado obvio que, incluso en mis períodos hormonales y depresivos adolescentes, siempre me ha gustado todo lo relacionado con la cultura japonesa. Eso incluye, por supuesto, el manga/anime, una afición que no sólo yo comparto como occidental y ajena al lugar donde se originó, sino cientos, miles, millones de personas más. Así que un día me dije, ¿por qué no hacer un blog exclusivamente de manga/anime? Y mira tú por donde, mis artículos y disertaciones sobre el tema han tenido éxito. O es eso o es que cierto buscador de cuyo nombre no quiero acordarme me ha dado publicidad independientemente de que yo me lo esperase o no.

Digo que me vino la inspiración en el metro porque, leyendo uno de esos periódicos gratuitos, en la sección de cartas de los lectores, había uno que se quejaba, y revindicaba su derecho de ser friki, ante la ridiculización de cierta cadena de televisión sobre un evento manga celebrado en Madrid(al cual, por cierto, no fui porque me enteré justo el día que cerraban… -_-U). Yo no me voy a poner a entrar en la polémica de si el Día del Orgullo Friki (inaugurado el año pasado) ha ayudado o por el contrario ha perjudicado aún más a los que dentro de ese grupo se consideran, por compartir aficiones y caracteristicas afines. Pero sí que tengo algo que decir, por gustarme el manga/anime y por ser llamada en tantas ocasiones ‘otaku’ o ‘friki’.

Por mucho que la petarda de mi profesora de Sociología diga que no tenga ni p*** idea, con perdón, del tema, pese a que su asignatura fue de las únicas que aprobé, me considero con algunas nociones básicas sobre el tema, cosa que, por cierto, ella nunca fue capaz de enseñarnos por ser “reivindicativa” y decir que nos buscásemos la vida. (Dudo bastante que ésta persona vaya a leer esto o a hacer algo contra mí, así que me siento libre de poner éste ataque directo, que para eso es mi blog, jo***.) Lo que es innegable es que las personas necesitamos socializarnos de una forma u otra mediante la pertenencia a un grupo. Y que el colectivo ‘friki’, o como narices se le quiera llamar, es una reacción natural a ésta necesidad, y que no es nada nuevo, o algo de lo que avergonzarse. Pero claro, por no tener aficiones o gustos que son comunes al resto de los borregos que pueblan nuestra sociedad, ya somos raros, blanco de todas las burlas y críticas, y de la marginación por parte de los que a sí mismos se llaman ‘normales’. Por que nos gusten cosas diferentes y hagamos cosas diferentes a la mayoría no dejamos de ser personas, ni de tener sentimientos y que nos afecte lo que digan. Aunque a un puñado de mentes estrechas les cueste entenderlo.

Y ahora os pregunto a todos(la pregunta del millón), ¿qué es mejor? ¿Adoptar comportamientos y actitudes correctas a un grupo de personas que piensan que precisamente SU actitud es la correcta porque es lo que acepta la sociedad, o tener un poco de mentalidad y personalidad propia? Pensad un poco, que no es tan difícil. Y algunas de estas personitas ‘raras’ o ‘retraidas’ tienen más mollera y personalidad más claras que aquellas que pretenden estar por encima de ellas.

Como dije, un blog no es para desahogarse… pero qué a gusto me he quedado.

PD: Ser friki, o gustarte algo que se considera ‘friki’ no implica también el carecer de mentalidad. Aunque hay casos y casos, claro.

Permalink 6 comentarios

En activo de nuevo

febrero 15, 2007 at 1:31 pm (General)

Hola a todos otra vez ^^. Por fin he terminado los exámenes de Febrero, y pese a no haber obtenido muy buenos resultados, no podía dejar éste sitio desatendido… por lo tanto, que sepáis que vuelvo a la carga después de la inactividad.

Novedades en anime para este mes… pues no muchas. Con todo ésto del estudio no he tenido tiempo para ver ninguna serie nueva (salvo los primeros capítulos de Princess Princess, D.Gray Man y Strawberry Panic), y todavía tengo que ponerme al día con Nana, si bien ya he podido actualizarme con respecto a Death Note. En mangas tres cuartos de lo mismo, esperando con ansias el tomo 7 de Ouran (ya no me quedan más uñas para morder) y a que mi economía se recupere un poquito para continuar alguna serie que todavía me quede abierta. Pero noticias y curiosidades sí que hay, además de más criticas de mangas y anime, así que aprovecharé para actualizar… Además, habrán secciones nuevas para ampliar un poco más el blog. Ya lo iréis viendo…

Por cierto, muchos me preguntais la forma de contactar conmigo. En la columna de la derecha hay un apartado que dice ‘Sobre mí’, arriba de todo y de las demás categorías; ahí están mis mails para todo aquél que quiera hablarme, comentarme algo o lo que sea… se recibe de todo menos ganas de molestar y virus ^^U.

Sin mucho más que decir, me despido hasta la próxima.

Permalink 3 comentarios